Branding: ¿Qué es y cómo aplicarlo?

branding

¿Qué es el Branding?

Entendemos como Branding la construcción de una marca y su proceso de definición. Esto va más allá que escoger un nombre y logotipo. Es crear un ecosistema donde lo tangible y lo intangible de la marca estén interconectados con el objetivo de lanzar un mensaje clave. 

El Branding se construye con ideas, sensaciones, experiencias, valores, personalidad… transmitir una propuesta de valor que lleve al éxito a la empresa. 

Diferenciarse es ir un paso más allá, significa construir tu marca con personalidad, originalidad y de manera única, y así transmitirlo a tu target. El objetivo es que te reconozcan fácilmente y te sepan identificar.

¿Cómo construirlo?

La finalidad es posicionar y ubicar tu marca en la mente de los consumidores, para ello se tendrá que iniciar un plan de marketing, donde de manera detallada se especificarán las acciones y estrategias que se implantaran. 

Para realizar una estrategia de branding es importante conocer todo sobre tu marca, así como el entorno de la misma; competencia, público, análisis exhausto de la compañía, para poder responder a lo que necesita la empresa. Esta información será la base para el plan de marketing, será el manual. De aquí se podrán extraer los datos necesarios para crear la personalidad y la entidad de la compañía.

La estrategia de branding debe trabajar 4 puntos importantes:

  • Definir el valor corporativo 

Tienes que definir con qué quieres que el público te relacione cuando piense en tu marca. Incorporar lo emocional en tu estrategia y humaniza a la compañía. Eso es lo que te harà marcar la diferencia con tu competencia. Por ejemplo, el valor de Lush es la cosmética sin sufrimiento animal y apuesta por la sostenibilidad, trabaja tanto el branding corporativo que dentro de la competencia son líderes. 

  • Generar credibilidad y confianza

Tienes que trabajar en que el consumidor crea tanto en el proyecto como nosotros mismos. Que confíen en que podemos solucionar su necesidad o querencia. Generando contenido útil y demostrando conocimiento sobre la materia son dos maneras importantes de conseguirlo. La confianza es el resultado de los elementos que forman la  credibilidad entre el usuario y la empresa. La confianza es la pieza clave para las ventas. Mostrar los casos de éxito es fundamental para generar la confianza buscada por el público. La aceptación de tus clientes será una parte primordial

  • Diferenciarse a la competencia 

La creatividad, personalidad y la coherencia serán la base de la construcción del branding. Tienes que crear algo consistente, bien definido y singular, para el fácil reconocimiento ante tu público. Diferenciarse será la clave para atraer y conseguir que permanezcan en tu marca. La gente vive saturada de información, de publicidad, quieren cosas nuevas, lo diferente atrae.

  • Fortalecer la identidad corporativa

La identidad corporativa se forma en dos partes. La primera es la parte visual, es decir todo lo que se ve de tu marca. Logotipo, colores, tipografía, todo la parte gráfica de tu empresa, fotografía… 

La segunda parte se relaciona con el nombre de la marca, la filosofía que se quiere transmitir. Es el tono en el que te diriges a tu público desde tu web, tus redes sociales, la publicidad… 

Lo más importante será, una vez finalizada la estrategia de la marca, mantener la coherencia del mensaje con todo el negocio, ya sea online u offline.  La falta de ésta, hará el trabajo elaborado no haya servido de mucho. Se ha de mantener una imagen coherente y sólida, se debe personalizar todo lo lo que envuelve la marca.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply